Visitar el puerto de Estocolmo

Entre las maravillosas cosas que puedes hacer en Estocolmo, el puerto es una visita obligatoria. En toda la ciudad hay alrededor de siete puertos, a donde llegan barcos de diferentes lugares, incluidos otros países de Europa. Pero seguramente el puerto favorito, el que todos deseamos conocer, es el Stadsgården.

Guía sobre el puerto de Estocolmo

Información general sobre Stadsgården

A este puerto llegan la mayoría de los cruceros y se encuentra tan sólo a 20-30 minutos andando del centro de la ciudad (la zona medieval). También puedes acercarte en taxi o en autobuses desde cualquier punto de la ciudad.

En Estocolmo el término puerto se redefine en los cientos de metros de amarre que cada isla posee para todo tipo de barcos. Podrás ver desde pequeños muelles para embarcaciones de dimensiones reducidas hasta grandes extensiones donde amarran los ferrys y las barcazas más imponentes.

Visitar muelles y puertos de Estocolmo
Muelles y puertos de Estocolmo

El muelle más pequeño es el de Strandvägskajen que tiene 1,5 metros de profundidad, y el más grande, el de Stadsgården, que posee 9 metros de profundidad: en el medio los hallarás de todos los tamaños.

El puerto de Estocolmo goza de una belleza espectacular: rodeado de edificios antiquísimos y muy bien cuidados entre los que se destaca el más antiguo, “Dångerska huset” (La casa de Dångert) construida en 1630. También el Palacio de Estocolmo adorna este lugar, considerado el más grande de la monarquía sueca y para muchos uno de los más bellos arquitectónicamente de toda Europa.

¿Qué visitar en el puerto Stadsgården?

En esta zona podrás ver el gran talud del Slottsbacken, el puente de los barcos conocido como Skeppsbron y un precioso y exuberante muelle que rodea toda la costa oriental del casco antiguo de la ciudad. Y también, para delicia de tus ojos, podrás acercarte al Högvaktsterrassen (patio de la guardia) con sus hermosos jardines.

Al otro extremo de la ciudad se encuentra el Puerto libre (Frihamn) que es mucho más moderno que el anterior. Allí parece haber mucha más vida y esto se debe a que se encuentra muy cerca de la estación de trenes y a que se trata de una zona que está fuera de las fronteras aduaneras (todo lo que está allí está exento de derechos de aduana y los controles por la autoridad aduanera); debido a esto el tráfico de mercancías es excesivo. Allí se encuentra también la terminal de cruceros más moderna de Suecia (desde este punto salen las embarcaciones rumbo al Báltico y ciertas ciudades como San Petersburgo o Riga).


Resumen histórico del puerto

A lo largo de Estocolmo podrás ver decenas de canales; construidos a lo largo de los años para permitir el paso de los barcos de un punto a otro. El primero de estos canales se llamó Drottning Kristinas sluss (El canal de la reina Cristina) y fue construido en 1642. En este canal se encuentra Slussen que recibe cientos de barcos al año, aunque debido a la limitación de altura máxima (de 3,8 metros), no verás en este espacio enormes cruceros.

En el siglo XVII la industria maderera transportaba sus troncos por las aguas del Mälaren y no era extraño encontrar toneladas de troncos amontonados en las orillas; es debido a este detalle histórico que la ciudad recibió el nombre de "isla de los troncos" (Stock-holm).

Puerto de Estocolmo

Lentamente la región fue ampliando su reputación; tal es así que a mediados de 1600 ya era la capital de Suecia y uno de los centros urbanos más poblados de Europa y, sin lugar a dudas, el puerto jugó un papel fundamental en este crecimiento ya que recibió a centenares de dignatarios, oficiales, artesanos y personas pertenecientes a la gran élite intelectual europea. Se sabe que gran parte de todo el comercio internacional pasaba por aquí. Y es debido a esa demanda que se construyó el Skeppsbron (puente de los navíos) para mejorar la fluidez de entradas y salidas de embarcaciones en la ciudad.

Visitar el puerto de Estocolmo

El puerto de Estocolmo es el eje fundamental a través del cual se rigen las relaciones comerciales y sociales entre Suecia, Finlandia, Rusia y el resto de los países de los alrededores.

Turismo puerto de Estocolmo

Pero además es un sitio de una belleza fabulosa. Una de las cosas que te recomendamos es que intentes ver el puerto desde diferentes puntos de la ciudad. ¡Verás cuántas imágenes diferentes encuentras!

Si visitas el Palacio Real podrás acceder a unas vistas del puerto fantásticas. Esa seguramente es la mejor toma de contacto que puedes hacer de este punto de imprescindible visita.

Además, cerca del puerto podrás encontrar la Iglesia Riddarholmskyrkan y el Ayuntamiento de Estocolmo; desde este último edificio también puedes obtener unas fotografías preciosas de la ciudad si subes a lo alto de la torre, que está a unos 100 metros de altura.



Más lugares que visitar en Estocolmo

Aquí tienes algunos de los lugares más interesantes que visitar en Estocolmo.