Visitar Skansen - Museo al aire libre

Visitar Skansen, Estocolmo

Sin duda entre los lugares que no debes perderte de Estocolmo se encuentra el Museo al aire libre Skansen: un espacio con más de 150 casas y granjas que representan diversas etapas de la historia de SUecia. Sería como una especie de parque temático vivo de la ciudad.

Información general sobre Skansen

Visitar museo Skansen, Estocolmo

La forma más sencilla de definir este lugar es clasificarlo como una Suecia pequeñita. A lo largo de una inmensa extensión de terreno (con vistas espectaculares y verdes) se asientan muchas casas y construcciones de otra época, rodeadas de vegetación y fauna. Todo esto en la isla de Djurgården. Cabe mencionar que este museo ocupa gran parte de la isla

A diferencia de lo que suele ocurrir con muchos museos, en este no te aburrirás; hay tanto para ver y tan divertido que te sentirás tan a gusto que cuando quieras darte cuenta habrás echado la tarde, visto miles de cosas interesantes y tendrás ganas de retroceder en el tiempo. De hecho, debes ir sabiendo que no lo verás todo y que, posiblemente, tengas deseos de regresar en los días subsiguientes.

Una de las cosas más interesantes son las casas rurales típicas de este país. Con sus establos y el espacio para cultivar, tal como se hacía hace dos siglos. Por otro lado en los hogares de los artesanos se respira un aroma intenso a creatividad y vida: en cada casa podrás comprar objetos artesanales hechos en ese mismo lugar.

¿Serías capaz de irte sin darte una vuelta por la panadería y comprar una deliciosa hogaza de pan casero sueco?

Un poco de historia del museo Skansen
Museo Skansen, turismo en Estocolmo

Este museo fue fundado junto con el Museo Nórdico en 1891 por Artur Hazelius. Su idea original era hacer un gran espacio donde los turistas pudieran acercarse a la cultura y la historia sueca; sin embargo, con el correr de los años se dieron cuenta de que era un proyecto demasiado ambicioso y lo redujeron a mostrar la vida de Estocolmo a lo largo de los siglos. Desde la década del sesenta ambos museos funcionan de forma independiente el uno del otro.

Al igual que ocurrió con la mayoría de los países europeos, a mediados del siglo XIX Estocolmo fue testigo de un cambio absoluto en la sociedad: el avance de la industrialización replegó la vida del campo a tal punto que la hizo desaparecer. Esto generó en muchas personas el temor de que todo ese bagaje cultural y social desapareciera cuanto más avanzara la vida urbana; por eso algunas personas como Hazelius decidieron conservar de algún modo los hábitos y tradiciones nacionales en un museo.


¿Qué visitar en Skansen?

Zoo de Skansen, visitar Estocolmo con niños

Skansen ocupa unos 300.000 m² y alberga un zoológico, casas de campo y un amplio abanico de atracciones que te resultarán sumamente entretenidas.

En este museo podrás disfrutar visitando barrios de Estocolmo, tal cual se veían en el siglo XVIII: con su arquitectura, sus muebles, incluso su cubertería.

En Skansen también hay un espacio donde se encuentran los talleres; una hermosa recreación de los comienzos de los artesanos de esta ciudad: panaderos, carpinteros, etc.

El museo al aire libre de Estocolmo, Skansen

Además para los que deseen ver fauna. Aquí también hay una especie de zoo con toda clase de animales: renos, focas, lobos, osos, etc. Incluso un acuario, para el que deberás pagar una entrada aparte. En lo que respecta al zoo, se encuentra bastante limpio y han intentado representar el hábitat natural de los animales; de todas formas, no deja de ser un zoológico, así que si te gusta, puedes pasarte por allí y conocer algunas de las especies endémicas de Suecia.

Pero eso no es todo: también hay paseos en tren, atracciones, bares, bailes populares, música en vivo, festividades, etc. Todo el año visitar este rincón es como asomarse al ojo de una cerradura y husmear en un pasado lejano e imprescindible para que Suecia sea quien hoy es.

Y si te gustan las casas, este sitio es para ti: hay casas de todos los colores, tamaños y épocas: casas reales, casas vikingas, palacetes, casas de campo, cabañas de veraneo,... En todas ellas podrás entrar, pasearte, hacer una visita y podrás apreciar el mobiliario. ¡Lo mejor del museo, sinceramente!

Si viajas en familia estamos seguros de que a los más peques les encantará esta jornada y volverán a casa llenos de ilusión y ganas de volver. Te recomendamos que te reserves un día completo para visitar este lugar porque las horas se pasan volando y no hay manera de combinar esta hermosa experiencia con otra similar.

Concierto de verano en el museo Skansen
Visitar Skansen en verano

Por último, si viajas a Estocolmo en verano te recomendamos que no te pierdas el concierto Allsång på Skansen ("Canta con nosotros en Skansen"), un evento que reúne a centenares de personas cada año y que es retransmitido por la televisión pública sueca SVT. Si decides visitarla en navidad, podrás disfrutar de los fantásticos mercadillos tradicionales.

En Suecia el bagaje cultural es impresionante: desde sus costumbres gastronómicas hasta la arquitectura ofrecen una experiencia única para los turistas. El museo al aire libre te permite disfrutar de todo eso y de cómo Estocolmo fue transformándose a lo largo de los siglos. ¿Te lo vas a perder?


Más lugares que visitar en Estocolmo

Aquí tienes algunos de los lugares más interesantes que visitar en Estocolmo.